Homeopatia

Terapias

terapia homeopatia que es homeopatia

¿Qué es la Homeopatía?

Es un método terapéutico con más de 200 años de existencia, redescubierto por el médico alemán Christian Samuel Hahnemann (1755-1843).

La Homeopatía aborda al paciente de forma integral teniendo en cuenta lo que le ocurre a su cuerpo, a su mente y a su energía. Es un tratamiento totalmente personalizado.

Además la Homeopatía es una medicina causal, es decir, busca la causa, el origen del problema, lo que la diferencia de la medicina convencional que trata los síntomas, esto es, la manifestación de la enfermedad.

El homeópata pone especial atención en lo que siente, piensa o hace la persona enferma, ya que eso nos va indicar donde nace la causa de su desorden, desequilibrio o falta de armonía.

En el Libro blanco de la Homeopatía promovido por la Cátedra Boiron de Investigación, Docencia y Divulgación de la Homeopatía de la Universidad de Zaragoza creada en octubre de 2010 encontramos: “En España aproximadamente 10000 médicos ya prescriben habitualmente u ocasionalmente estos medicamentos, dentro de los cuales, el número de especialistas que integran la Homeopatía en sus consultas va aumentando, practicándola actualmente unos 4.400 pediatras, 700 ginecólogos y 4.300 médicos generales”.

“Hoy día se estima que en todo el mundo existen más de 248 400 médicos especialistas en Homeopatía”.

Hipócrates, el padre de la Medicina, anunció que había dos maneras diferentes de curar:

  • La AlopatíaViene de alos [diferente, distinto], y pathos [enfermedad, sufrimiento]Es la medicina oficial, la que se enseña en las universidades. Es una medicina paliativa y sintomática. Para la alopatía, la enfermedad se considera como desajustes producidos por agentes externos como microorganismos patógenos, tóxicos como tabaco, alcohol, contaminación ambiental etc. Y ante una infección, el microbio es la causa de la enfermedad y es al que hay que combatir con antibióticos, antivirales etc. El dolor se combate con analgésicos, la fiebre con antipiréticos etc.

    Es la medicina de los “anti”

  • La Homeopatía Viene de homeos [semejante] y pathos [enfermedad, sufrimiento].Para la Homeopatía, la enfermedad es un desequilibrio de nuestra fuerza o energía vital.
    Siendo ésta la responsable del buen funcionamiento de todo el organismo y la encargada de mantener la mente y el cuerpo en equilibrio, y con ello, en estado de salud.
    Los síntomas en Homeopatía son la manifestación externa de la enfermedad que internamente afecta a todo el organismo, cuerpo y mente al mismo tiempo.
    Ante una infección, la Homeopatía contempla que la persona tiene que estar predispuesta a enfermar, es decir, tener un terreno adecuado para que el microbio crezca y se desarrolle, sino la infección no se producirá. Los microbios no invaden a un órgano sano.

    La Homeopatía no cura enfermedades sino enfermos.

    Es la medicina de los “semejantes”.

¿En qué consiste la Homeopatía?

La Homeopatía sigue las indicaciones descritas por el Dr. Hahnemann en su libro Organon de la Medicina.

Los medicamentos se preparan con sustancias obtenidas de los tres reinos: vegetal, mineral y animal (como la tinta de la sepia o del veneno de avispa…) y se presentan en forma de gránulos, glóbulos o gotas que se expresan con su nombre en latín más un número acompañado de diferentes letras: 2CH, 1DH etc.

El número expresa la cantidad de veces que ha pasado por el proceso de dilución y dinamización, (leer más) y las letras el tipo de escala usada para hacerlo. Veamos algún ejemplo.

Para preparar la 2CH (2 centesimal Hahnemanianna):

  • En un recipiente de 100cc, se pone 1cc de tintura madre de Arnica, Sepia… y se completa con 99cc de alcohol de 70º y se dinamiza (se hace una agitación vigorosa) obteniéndose la primera dilución centesimal =1CH. De esta se toma una parte y se mezcla con 99 partes de disolvente y obtenemos la 2CH, y así sucesivamente.

Para preparar 1DH (decimal Hahnemanianna):

  • En un recipiente de 10cc se pone 1cc de tintura madre y se completa con 9cc de alcohol al 70%, se dinamiza y se obtiene la primera dilución decimal= 1DH

Los efectos biológicos que producen las diluciones más bajas son menos duraderas y será necesario repetirlas con mayor frecuencia. Estarán indicadas en cuadros agudos como inflamaciones. Son excelentes drenajes.

Las diluciones medias como la 12CH o 30DH están más indicadas en estados crónicos y desordenes funcionales; facilitan la circulación y aumentan la eliminación de toxinas.

Las diluciones más altas como 200CH, 1000CH…son más indicadas para las afecciones mentales o psíquicas y como medicamento de fondo.

Los medicamentos homeopáticos producen un estímulo que hace reaccionar al organismo para que efectué la autocuración.

¿En qué te puede ayudar la Homeopatía?

Es una terapia ideal cuando el paciente es un bebé recién nacido, una mujer embarazada o cualquier persona polimedicada ya que carece de efectos secundarios y no interacción con ningún medicamento clásico.

Es de gran ayuda en personas que padecen ansiedad o depresión porque completa el tratamiento de los psicofármacos sin interrumpir su acción y ofreciendo un producto que puede ser tomado con frecuencia entre las tomas de los fármacos clásicos.

Si padeces cáncer y estas recibiendo quimioterapia o radioterapia, la Homeopatía te podrá ayudar a paliar los efectos secundarios (náuseas, vómitos, estreñimiento, insomnio, cansancio…)

Testimonio

En el momento que decidí que quería concebir un pequeño/a, me encontré con dificultades, los médicos que visité insistían en que mi matriz era demasiado pequeña, que no sería posible el que me quedara embarazada y que tendría que recurrir a métodos asistidos sin garantizar su éxito.

Le plantee la situación a la Doctora Quireza y decidimos ayudar a mi cuerpo a encontrar sus propios recursos (Soy una persona sana, todo en mi funcionaba bien…), buscamos respuestas de bloqueo con la Kinesiología, y a través de esta herramienta encontramos el conflicto interno que estaba bloqueando emocionalmente el proceso y a través de la homeopatía se estimuló a cada órgano para que pudiera hacer su función, y en un muy breve espacio de tiempo me quedé embarazada y esto se repitió un una segunda ocasión.

Ambos embarazos, partos y pospartos fueron estupendos, la Homeopatía y la Doctora Quireza fueron grandes facilitadores/as de que esto fuera así, (Pautas de alimentación, recursos de visualización, autocuidado, botiquín homeopático, etc…).

Tanto mi pareja como yo asumimos de un modo consciente el cuidado de la salud de nuestros hijos y todo lo que esto implica, (Dudas, inseguridades, miedos), la medicina tradicional contribuye poco a ampliar la zona de recursos y de confianza con respecto a su salud de las personas. (Poca información, visión limitada centrada en la enfermedad, en el síntoma, en la solución inmediata y en un único paradigma).

El tema de la lactancia, los cólicos del lactante, los procesos de dentición, los cambios de etapa acompañados por reacciones emocionales, la duda vacunal, la resolución de cuadros víricos y bacterianos, pequeños accidentes domésticos y no tan pequeños, alimentación, etc… En todos estos momentos y situaciones el acompañamiento de la Doctora Quireza, fue fundamental para realizar un acompañamiento respetuoso y responsable con nuestros pequeños y con su salud física y emocional. No ha de ser casual que los niños vayan encantados a su consulta y no pierdan la sonrisa con las exploraciones y las diferentes pruebas y tratamientos.

Creo que no hay un único tratamiento válido pero si siento que nuestro ser (Mente- cuerpo- emociones), tiene una sabiduría innata que no cualquier tratamiento respeta y preserva.

En la Consulta de la Doctora Quireza, encontré a la profesional con la visión, el método, y el conocimiento. Algo que sin duda superó mis expectativas.

Marina