Artículos publicados en prensa

Dra. Otilia Quireza

Una persona tímida, ¿nace o se hace?

Group-73.png

¿QUÉ ES LA TIMIDEZ? La timidez es un rasgo de la personalidad, que hace que las personas tímidas puedan sentirse incómodas, nerviosas, inseguras… al acercarse a otras personas. Puede acompañarse de síntomas físicos como ruborizarse, temblar, quedarse sin voz o tener sensación de falta de aire entre otros.

Existe una cierta predisposición genética a la timidez, pero no todas las personas la manifiestan. Los comportamientos aprendidos y las experiencias de la vida desempeñan un papel importante en la aparición de la timidez.

Características de las personas tímidas:

– Les cuesta expresar sentimientos

– No les gusta ser el centro de atención

– Se suelen encerrar en sí mismas

– Se ruboriza fácilmente

– Demasiado pendientes de la opinión de los demás

– Falta de seguridad y confianza en sí mismas y en los demás…

El investigador Alexander Ávila menciona en su libro El don de la timidez, siete características innatas que favorecen a las personas tímidas frente a los caracteres extrovertidos: sensibilidad, lealtad, capacidad de escuchar, reflexión, modestia, misterio y amabilidad.

La timidez tiene aspectos negativos, pero también positivos.

Entre los negativos destacan:

– Excesiva necesidad de aprobación

– Dependencia emocional

– Muy susceptibles a las críticas.

– Se sienten solos y a veces realmente lo están.

– Baja autoestima

– Estrecha relación con emociones negativas como la tristeza, depresión, ansiedad, vergüenza, culpa, etc.

Los aspectos positivos de las personas tímidas que influyen a nivel personal y profesional:

1. Capacidad de escucha activa

Escuchan más que hablan. Solamente lo hacen cuando están convencidos de lo que van a decir. Suelen ser personas prudentes. Esa actitud y la escucha activa, favorece la posibilidad de tener amigos.

2. La timidez les protege

Ante el excesivo exhibicionismo en las redes sociales, el ser
tímidos ayuda a no exponerse
tanto y arriesgarse a recibir comentarios desagradables.

3. Son observadores

Las personas tímidas suelen dudar antes de intentar algo nuevo. Prefieren observar a otros antes de unirse a una actividad en grupo. En general, necesitan de más tiempo para adaptarse a las personas o a las situaciones nuevas.

4. Mayor empatía

Son más sensibles hacia los sentimientos y emociones de los demás. Gracias a su capacidad para escuchar, las personas tímidas son especialmente afectuosas con los demás y se interesan por los sentimientos de los otros. Se les considera los mejores amigos.