¿SUFRE ATAQUES DE PÁNICO?

 

Un ataque de pánico es una SENSACIÓN DE TERROR, de MIEDO DESBORDANTE que la persona jamás había experimentado.

El primer instinto es huir, escapar de ese terror. El corazón se pone a cien, se acelera la respiración, tiembla, suda, siente que se va a desmayar… No encuentra explicación, una causa que justifique esa horrible sensación. Piensa que se puede estar muriendo… o sufriendo un infarto o volviéndose loco… finalmente las sensaciones desagradables disminuyen y se da cuenta que nada terrible está sucedido, respira aliviado, pero ese alivio dura poco.

El problema es que ahora está en alerta constante a la caza de ese PÁNICO. No sabe que le puede estar sucediendo, cual es la causa y eso le pone en tensión. Su cerebro está en ALERTA ROJA y los PENSAMIENTOS SE ACELERAN.

Los pensamientos negativos tienen un profundo efecto en cómo se siente. Por otra parte, las emociones las sentimos en el cuerpo, no en la cabeza, por eso se suele decir, por ejemplo: “tengo el miedo metido en el cuerpo”.

Y si a alguien le preguntase ¿a qué le tiene miedo? Posiblemente respondería que tiene MIEDO DE VOLVER A SENTIR PÁNICO.

Los ataques de pánico se producen por un CORTOCIRCUITO EMOCIONAL. El cerebro emocional se activa con rapidez. La producción de adrenalina (hormona del estrés) aumenta mucho y esto desconecta la comunicación entre cerebro emocional y cerebro racional y la persona es incapaz de dar una respuesta coherente frente a la situación que está viviendo. (emociones que nos enferman …)

El cerebro no diferencia si la amenaza es REAL o IMAGINARIA, solamente reacciona.

 

BUENAS NOTICIAS

Cómo decía Bev Aisbett en su libro “Convivir con el pánico” hay buenas noticias respeto al pánico:

  1. NO ESTAS SÓLO

Por lo menos, el 5% de la población ha experimentado ataques de pánico y probablemente debe de haber muchas más personas que, por diversos motivos, ocultan su pánico. Hay otras que no experimentan pánico real pero sufren niveles muy elevados de ansiedad e inquietud. Con la ayuda adecuada, estas personas podrán llevar vidas normales.

  1. NO TE VAS A MORIR

Es posible que te sientas así y, a veces, quizás desees que sea así. Solamente se trata de sensaciones e ideas que pasarán. Muchas personas piensan que están teniendo un infarto en vez de un ataque de pánico o que el corazón no resistirá la tensión. Recuerda que el corazón es un músculo fuerte. Lo superará. Después de todo se trata de algo temporal.

  1. NO VAS A VOLVERTE LOCO

Lo que está experimentando es una mezcla de PENSAMIENTOS y SENSACIONES FÍSICAS, que normalmente surgen después de una época de tensión.

  1. Y …LO MEJOR DE TODO ES QUE…

¡PUEDES VENCERLO!  ¡TE PONDRÁS BIEN!

 

¿CÓMO SE TRATAN LOS ATAQUES DE PÁNICO?

Estoy segura que, si quisiera provocarse un ataque de pánico voluntariamente, no lo conseguiría.  Y tampoco es solución evitar al miedo. Recuerde que el miedo al pánico es lo que lo provoca.

El primer paso para tratar los ataques de pánico, es imprescindible, ACEPTARLOS.

El enfoque integral de la persona que sufre ataques de pánico, consigue vencerlos. Con mi método de trabajo podrá:

  • Descubrir el origen de esos ataques de pánico
  • Utilizar la respiración como elemento liberador y relajante
  • Aprender a cambiar los pensamientos, que son los verdaderos interruptores de los ataques de pánico
  • Comprobará como las sensaciones se van haciendo cada vez menos incómodas e incluso llegan a desaparecer

Podrá desprenderse de los traumas del pasado que le impiden vivir el presente libre de pánico.