Medicina Homeopática


Es un método terapéutico con más de 200 años de existencia, redescubierto por el médico alemán Christian Samuel Hahnemann (1755-1843).

La Homeopatía es una medicina causal y personalizada que trata la totalidad del paciente.

La Homeopatía pone especial atención en lo que siente, piensa o hace la persona enferma, ya que eso nos va indicar donde nace la causa de su desorden, desequilibrio o falta de armonía.

Los medicamentos homeopáticos producen un estímulo que hace reaccionar al organismo para que efectue la autocuración.

Para la Homeopatía, la enfermedad es un desequilibrio de nuestra fuerza o energía vital. Siendo ésta la responsable del buen funcionamiento de todo el organismo y la encargada de mantener la mente y el cuerpo en equilibrio, y con ello, el estado de salud.

Los síntomas en Homeopatía son la manifestación externa de la enfermedad, que internamente afecta a todo el organismo, cuerpo y mente al mismo tiempo.

La Homeopatía no cura enfermedades sino enfermos.

“La Homeopatía es una herramienta adicional que el profesional sanitario puede incorporar a su práctica para poder obtener mejores resultados, sirviéndose de medicamentos muy seguros y compatibles con otros tratamientos, que persiguen desencadenar o desbloquear las reacciones naturales de curación del organismo. Teniendo en cuenta la enfermedad y también la constitución particular de cada paciente, nos permite realizar un tratamiento integral, de modo que los diferentes problemas del paciente se van resolviendo simultáneamente”. Dr. Gualberto Díaz-Saéz

¿Cómo le puede ayudar la Homeopatía?

  • Es compatible con cualquier tratamiento que necesite tomar.
  • Es ideal si es una persona polimedicada ya que no produce interacciones con otros fármacos
  • Las reacciones adversas muy poco frecuentes, de leve intensidad y de naturaleza transitoria.
  • Permite ayudarle en el tratamiento de las emociones como el miedo, la rabia…

Testimonio


"En el momento que decidí que quería concebir un pequeño/a, me encontré con dificultades, los médicos que visité insistían en que mi matriz era demasiado pequeña, que no sería posible el que me quedara embarazada y que tendría que recurrir a métodos asistidos sin garantizar su éxito. Le plantee la situación a la Doctora Quireza y decidimos ayudar a mi cuerpo a encontrar sus propios. Buscamos respuestas de bloqueos con la Kinesiología, y encontramos el conflicto interno que estaba bloqueando emocionalmente el proceso y a través de la homeopatía se estimuló a cada órgano para que pudiera hacer su función, y en un muy breve espacio de tiempo me quedé embarazada y esto se repitió en una segunda ocasión. Ambos embarazos, partos y pospartos fueron estupendos, la Homeopatía y la Doctora Quireza fueron grandes facilitadores/as de que esto fuera así, (Pautas de alimentación, recursos de visualización, autocuidado, botiquín homeopático, etc…)”. Tanto mi pareja como yo asumimos de un modo consciente el cuidado de la salud de nuestros hijos y todo lo que esto implica”

Fátima